El banco debe devolver los gastos de cancelación de la hipoteca

gastos cancelación hipoteca

 

Cuando se termina de pagar la última cuota de la hipoteca se debe tramitar su cancelación registral para finiquitar completamente el préstamo.
La deuda ya no existe, pero la hipoteca aún está inscrita en el Registro de la Propiedad, y aunque no es obligatorio, habrá que realizar este trámite si se quiere dejar constancia de que la vivienda está libre de cargas.

Con motivo de la cancelación registral del préstamo hipotecario, algunas entidades bancarias han exigido el pago de una comisión relativa a documentación y gestiones necesarias para la cancelación notarial de la hipoteca.

Ahora, una reciente sentencia de la Audiencia Provincial de Bizkaia (QUE SE PUEDE LEER AQUÍ) condena a Kutxabank a devolver las cantidades satisfechas por unos clientes para cancelar la hipoteca que les había concedido.

Hay que recordar que en sentencia de 23 de diciembre de 2015 el Tribunal Supremo consideró abusivas las cláusulas que obligaban al consumidor a asumir los gastos de formalización de la hipoteca, entre ellas la inscripción de la hipoteca en el Registro de la Propiedad, aunque no aclaraba quién debía pagar la cancelación registral de la hipoteca.
 
En el fallo de la Audiencia Provincial de Bizkaia el tribunal rechaza la alegación del banco que consideraba que el hipotecado era el único interesado en hacer desaparecer la carga del Registro de la Propiedad:
 

“La inscripción en el registro se hizo en beneficio y garantía de la parte prestamista. De ahí que la jurisprudencia citada tantas veces conduzca a la misma conclusión que la sentencia de instancia, puesto que si el gasto de constitución era innecesario para la parte prestataria, ni tiene que afrontar la inscripción en el Registro Propiedad de la carga, ni la desaparición o cancelación de la misma, que no hubiera existido de no interesar al banco su constancia tabular”.

Por tanto, la sentencia concluye que una vez pagado el préstamo y atendida la obligación principal, la garantía desaparece y aquel en cuyo interés se inscribió tendrá que atender igualmente a los gastos de su desaparición; esto es, el banco.

Si tienes tu hipoteca en vigor o cancelada y te interesa recuperar los gastos de formalización, incluido los de cancelación si fuera el caso, desde Belén Polo Abogados te animamos a concertar una cita en la que revisaremos con detenimiento tu préstamo y las cláusulas donde se establece el reparto de gastos para poder estimar las posibilidades de éxito en la reclamación judicial.

No está de más recordar que a excepción del impuesto de Actos Jurídicos Documentados, (aunque se están dictando sentencias contrarias al dictamen del Tribunal Supremo que atribuyó finalmente el impuesto al cliente) se pueden recuperar los gastos de notaría, Registro de la Propiedad, gestoría, tasación y cancelación (y en algunos casos, como ya declaró la Audiencia Provincial de Orense, también la comisión de apertura).

 

Foto:

Designed by rawpixel.com / Freepik

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información