Nuevas sentencias a favor de los accionistas del Popular

accionistabancopopular

 

El pasado 7 de julio se cumplió un año de la venta del Banco Popular por 1 euro al Santander, tras amortizar todas sus acciones y bonos convertibles, lo que provocó que miles de pequeños inversores perdieran sus ahorros.

Desde entonces la mayoría de los afectados han emprendido una batalla judicial para recuperar su dinero por la vía civil.

No todos los supuestos son iguales. Hay que distinguir entre los accionistas que acudieron a la última ampliación de capital de 2016, los accionistas que eran titulares de acciones con anterioridad y los que suscribieron acciones tras la ampliación de capital de 2016.

Hasta la fecha, el colectivo de afectados con más garantías de éxito en los tribunales es el de quienes acudieron a la ampliación de capital de mayo de 2016.

La mayoría de las reclamaciones están aduciendo vicio en el consentimiento, alegando que el folleto informativo de la emisión de acciones no reflejaba la imagen real del banco.

Por el momento son cinco los juzgados españoles que ya han anulado la compra de acciones correspondiente a la última ampliación del capital del Banco Popular. Oviedo, Alicante, Málaga, Valencia y Vigo son los primeros juzgados que reconocen “inexactitudes y errores contables” en el folleto que la entidad ofrecía a sus clientes, dando la razón a los afectados.

Accionistas por compra en la ampliación de 2016
Ahora, una nueva sentencia ha abierto las puertas para reclamar a aquellos que compraron acciones de Popular después de la ampliación de capital que se llevó a cabo entre el 26 de mayo y el 11 de junio de 2016. En este caso, el Juzgado de Primera Instancia número 5 de Barcelona ha fallado contra la entidad, anulando la compra de acciones que habían sido adquiridas en marzo de 2017 en el mercado secundario y a través de un tercero. Podéis leer la noticia aquí.

Accionistas previos a la ampliación de 2016 (bonos y acciones en mercado primario y secundario).
Quien haya comprado acciones antes de la ampliación de 2016 así como bonos convertibles en acciones o deuda subordinada tendrá que demostrar que la información que recibió entonces por el banco no se ajustaba a la realidad contable, y que por tanto obró de forma indebida ocasionándole un perjuicio económico.

En Belén Polo Abogados acompañamos cada demanda contra el Banco Popular de un exhaustivo INFORME PERICIAL ECONÓMICO que refleja al detalle las cuentas de la entidad bancaria desde 2012 hasta su quiebra y absorción por el Banco Santander el 7 de junio de 2017.
 
Este informe, elaborado por un perito economista, sirve para demostrar el perjuicio económico sufrido por accionistas y bonistas del Banco Popular, que suscribieron títulos de la entidad basándose en la información errónea contenida en los folletos de comercialización y suministrada por la entidad.

Como especialistas en derecho bancario, en Belén Polo Abogados acreditamos amplia experiencia en reclamaciones contra el Banco Popular y te animamos a recurrir a la vía judicial para recuperar tu dinero.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más Información